PYM

Cigarral Ángel Custodio – Pedro y Maria

El amor verdadero, ante las adversidades, crece, se hace más fuerte.  Esto podría definir perfectamente a María y Pedro: amor verdadero.  Aquel día María no dejaba de sonreír, algo que le caracteriza, y los ojos Pedro brillaban más que nunca, esos ojos desbordaban todo los sentimientos y nervios que estaba viviendo: el amor de su vida iba a convertirse en su mujer.

Una boda llena de risas, lágrimas, recuerdos, amistad y con un sacerdote cercano y con un corazón enorme.

Sin olvidarme de Iñaki Lungaran y su  ayudante Marina, gracias por presentarme a esta pareja de la cual tanto aprendimos. Siempre es un placer vivir una boda con vosotros.

 

 

silvia

SilViaSim1324#

No Comments

Post a Comment